Mascarillas de Platino. Más jóvenes que nuestros vástagos.

En mi búsqueda por encontrar planes para cuando nos dejan un rato libre he encontrado una terapia más que extravagante (y no precisamente porque yo sea muy dada a dármelas, pero me parecen tan curiosas que llaman mi atención) he dado con una que ni la mismísima Cleopatra podría rechazar. Parece que los centros de belleza se afanan por emplear la tabla periódica al completo en su empeño por dejarnos bellas e inmortales. Después de la plata, el oro y el cobre, le toca al platino. Mucho más caro que sus congéneres metalúrgicos también promete cumplir su cometido y dejarnos la piel como la de una muñeca de porcelana china. Sigue leyendo

Planes para días de lluvia

El comienzo de la primavera está siendo un poco tristón, sobre todo para mis hijas que miran por la ventana a ver si sale de una vez el sol y llega el calorcito. El caso es que tanta cara de pena me pusieron en su encierro que al final me lié la manta a la cabeza, el paraguas, las botas de agua, el chubasquero, y todas las fuerzas que tenía, y salimos a pasar el día, aunque cayesen chuzos de punta, al Malakids.

Ahora me alegro de haberlo hecho, aunque moqueemos por las esquinas y oiga un par de toses por la noche. El caso es que, aunque parece que han dicho que el viernes remite la lluvia, viendo el cielo tan negro me causa bastante incredulidad. Así que he decidido que la lluvia no va a pararnos, ya pueden caer rayos y centellas que nosotras este fin de semana volvemos a lanzarnos a la calle ¡Viva la primavera! (venga como venga…)

Sigue leyendo