Planes para días de lluvia

El comienzo de la primavera está siendo un poco tristón, sobre todo para mis hijas que miran por la ventana a ver si sale de una vez el sol y llega el calorcito. El caso es que tanta cara de pena me pusieron en su encierro que al final me lié la manta a la cabeza, el paraguas, las botas de agua, el chubasquero, y todas las fuerzas que tenía, y salimos a pasar el día, aunque cayesen chuzos de punta, al Malakids.

Ahora me alegro de haberlo hecho, aunque moqueemos por las esquinas y oiga un par de toses por la noche. El caso es que, aunque parece que han dicho que el viernes remite la lluvia, viendo el cielo tan negro me causa bastante incredulidad. Así que he decidido que la lluvia no va a pararnos, ya pueden caer rayos y centellas que nosotras este fin de semana volvemos a lanzarnos a la calle ¡Viva la primavera! (venga como venga…)

Si secundáis mi propuesta y ya estáis hartas de hacer actividades en casa o bizcochos, aquí os dejo algunas propuestas para días de lluvia:

1.- La exposición de “Picachu”, como llaman mis hijas a la exposición de Picasso en la Fundación Mapfre, en el Paseo de Recoletos, 23. Hasta el 11 de mayo se puede visitar esta muestra llamada “Picasso en el taller”, dónde se pueden ver 80 lienzos, dibujos, grabados y algunas fotografías del artista, que nos permite asomarnos a su método de trabajo y a su vida. Esta es una muestra que han cedido para la ocasión algunos coleccionistas privados, además de otros museos nacionales e internacionales, con lo que es una buena oportunidad de asomarse a su pintura. Aunque no es una exposición enfocada a los niños, los colores llamativos y las formas geométricas es algo que les encanta, y me gusta preguntarles qué es lo que ven ellas en los cuadros, y os puedo asegurar que la mayoría de las veces me sorprenden porque ven más cosas que yo (cosa que no es rara porque la verdad es que yo de arte estoy un poco pez). El caso es que la exposición (si no te pasas de tiempo), a ellas les gustó mucho.

picasso

Picasso en el taller

2.- Seguimos con museos, y es que esta semana se ha inaugurado, tras seis años de obras, el Museo arqueológico, en la calle Serrano, 13. De pequeña a mí siempre me apasionó, sobre todo la zona de las momias y la réplica de las cuevas de Altamira. No está recomendado para menores de siete años porque no entenderán nada, pero los más mayores podrán sentirse como un Indiana Jones madrileño. Es gratuito para menores de 18 años y parados, aunque la entrada general cuesta 3 € (algo asumible).

museo-arqueologico-nacional_1970381

Momias en el Arqueológico

3.- El Mercado de motores, o como se le ha conocido siempre, el Museo del ferrocarril, en el Paseo de las Delicias, 61. Esta es una buena muestra de cómo revivir un museo que pasaba por horas bajas. Aunque siempre ha sido un museo muy interesante y a los niños les encantaba, la verdad es que pasaba bastante desapercibido (menos para los colegios) hasta que un día alguien tuvo la feliz idea de montar un mercadillo vintage y artesano en el interior de la nave, los segundos fines de semana de cada mes, junto con una gran terraza con quioscos y mesas de madera donde picar algo en familia, mientras los niños se montan en un minitren eléctrico con túneles y todo. Ahora se ha convertido en un boom entre los padres modernillos y alternativos, lo que a veces lo convierte en un pequeño hormiguero de gente. Lo cierto es que el mercado resulta muy curioso, aquí venden de todo, desde ropa de segunda mano de las abuelas, hasta de los años 60, antigüedades, muebles setenteros, baberos y patucos artesanales, zapatillas ecológicas, libros usados, etc. Y, aunque la parte de las compras siempre les parece un rollo a los niños, se les puede entretener subiéndoles a los trenes antiguos para que echen un vistazo en el interior (no se puede entrar dentro de los trenes pero se pueden ver por las ventanas), y eso, junto con la promesa de un viaje en el trenecito de la terraza caña en mano, es un aliciente para que durante una horita se porten comedidamente.

mrcado motores

Mercado de motores

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Terraza del Museo del Ferrocarril

3.- Otra exposición muy interesante es la de Pixar, 25 años de animación, en el CaixaForum, en el Paseo del Prado, 36, de la que ya os he hablado en otro artículo. Estará hasta el 22 de junio, y ya hay colas para poder entrar los fines de semana. Aunque está más enfocada a adultos que a niños, a los zagales les encantará ver cómo se diseñan los personajes de sus pelis favoritas, aunque personalmente creo que las mías se llevarán una pequeña decepción cuando vean que los personajes no son enanitos que viven en interior de la pantalla de la televisión. En la exposición podremos encontrar maquetas, dibujos, storyboards e instalaciones digitales que se han utilizado para crear películas tan increíbles como Toy Story, Cars, Up o Wall-e, así que los más pequeños quizás se aburran un poco porque no entiendan lo que ven, pero a los demás seguro que les encantará. Precio, unos 4 €.

pixar_thumb-300x225

Pixar en el CaixaForum

4.- Visitar el Matadero de Madrid es siempre una buena elección, aunque uno de los puntos fuertes del Matadero es su inmensa terraza, hay bastantes opciones para que no nos mojemos demasiado los días de lluvia. Para empezar su programación de fin de semana infantil en la Casa del lector. Este fin de semana desde las 11.00 h hasta las 19.00 h, habrá cuentacuentos y talleres, aquí podéis ver la programación. Eso sí acordaros que hay que acreditarse previamente si no queréis que os den con la puerta en las narices (y son muy estrictos con eso). Pero además hay una exposición hasta el 20 de abril de un precioso jardín japonés rodeado de un mar de sal, y para otras ocasiones en las que salga el sol, dan clases de montar bici para aquellos padres que todavía no han aprendido a sostenerse sobre dos ruedas, además de cursos de mecánica de bici y una ruta por la ribera del Manzanares.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuentacuentos en la Casa del Lector

jardín

Jardín japonés en el Matadero

5.- Los teatros también son una buena opción. Una de las obras más atractivas para este fin de semana es la que se representará en el Teatro San Pol, en la Plaza San Pol, 1.

Mozarmanía, solo tendrá 3 funciones y serán este sábado 5 de abril a las 17,30 h y el domingo 6 a las 12.00 h y a las 17,30 h. Merece la pena ver a la compañía Operíssimo vestidos al estilo dieciochesco e interpretando una ópera infantil con algunas de las obras de Mozart, totalmente adaptado para este público tan exigente. He tenido la suerte de poder ver un adelanto de la función y es muy recomendable sobre todo para que los niños puedan iniciarse en la ópera.

La historia trata de un chaval al que le gusta la música rap y un amigo le regala un cd con música de Mozart, a partir de ahí, se va a ver envuelto en un mundo totalmente desconocido para él y sobretodo muy sorprendente. Es una pena que tan solo haya estas 3 funciones ya que la oferta de ópera para niños escasea en la capital, así que no lo dudéis porque esta es una buena oportunidad de dejar a un lado las persistente música de Disney (no sé a vosotros pero yo ya sueño con ella, especialmente las canciones de Frozen) y aventurarse a mostrar otro tipo de música que no salga en los 40 Principales. La entrada cuesta 14 €, que vale la pena pagar.

Y para los más pequeños en la sala Tarambana, en la c/ Dolores Armengot, 31 proponen Cucu Haiku, un viaje por las estaciones del año, la naturaleza y sus colores. El sábado en sesión de tarde y el domingo mañana y tarde, por 7 €.

opera

Mozarmanía en el Teatro San Pol

Aquí os dejo un vídeo de la obra Mozarmanía, aunque no se ve muy bien podéis haceros una idea de lo chulo que es.

Ahí queda eso, ¿a que ahora ya no importa tanto que llueva?

 Feliz fin de semana

4 pensamientos en “Planes para días de lluvia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *