Vacaciones en una granja astur – La Quintana de Foncalada

Muy cerca de la ciudad de Villaviciosa, en un lugar tranquilo, se encuentra este caserío tradicional asturiano, totalmente rehabilitado y reconvertido en un ecomuseo – casa rural – granja. Una muy buena combinación sobre todo si uno viaja con churumbeles poco caseros, como son las mías, y que necesitan salir al campo a correr como una manada de ciervos desbocados.

Jose Ramon Aguirre

Granja La Quinta de Foncalada

No sé si os pasará a vosotros pero por lo menos a mí, me invade una sensación totalmente egoísta cuando descubro un sitio increíble. En ese momento tengo un duelo interno entre mi lado más mezquino, aquel que me dice “no lo cuentes que va a perder su encanto” y mi lado periodista en el que no puedo evitar relatar a todo el mundo mis grandes descubrimientos (aunque en este caso me lo chivó una amiga). Así que, como soy débil de alma, y sobre todo cuando una tiene un blog empleado a estos menesteres, os desvelaré uno de los mejores alojamientos que tengo el gusto de conocer (y os puedo asegurar que tras largos años siendo periodista de viajes he visto unos cuantos), se trata de La Quintana de Foncalada, en Asturias, mi Asturias (suspiro, llevo sangre asturiana).

Jose Ramon Aguirre

La Quinta de Foncalada

El lugar es perfecto para unas vacaciones con niños, de hecho yo creo que sus dueños, Daniela y Severino, debieron tenerlo muy en cuenta cuando la reformaron  en 1991, porque todo en ella está pensado para los más pequeños. El sitio está formado por varias casas que pueden alquilarse de forma individual o por habitaciones con baño compartiendo cocina. El interior es amplio y está decorado de forma rústica (como corresponde a un sitio en el monte, así que olvidaros del jacussi, que aquí no toca), pero con todas las comodidades (incluido televisión y vídeo si es que vuestros vástagos no son capaces de aguantar sin ello, aunque yo a las mías siempre les digo que está rota y se quedan tan contentas jugando a otra cosa más constructiva).

Jose Ramon Aguirre

 

Pero lo mejor está de puertas para fuera. Cuando abres los portones y salen como miuras al precioso jardín-granja compartido de la finca. No le falta de nada, desde un invernadero donde cultivan hierbas aromáticas y fresas, hasta un recorrido por los animales de granja de estos lares (razas en peligro de extinción): gallinas pintas a las que puedes echarles de comer todas las sobras del día, dos caballos asturcones con la paciencia del santo Jobs ante los niños, un pato (al otro se lo merendó algún zorro) con charca y todo, un par de cerdos que ahora han pasado a formar parte de la despensa de la granja (en breve llegarán otros), varias ovejas Xaldas con sus corderitos, y tres perros de pastoreo que juegan mejor al frisby que muchos que yo conozco. Aunque la estrella indiscutible del universo granjil es la poni asturcón Pitita, a la cual mis hijas con sus amigas la estuvieron peinando (con tirones incluidos) y la sobaron todo lo que quisieron.

Jose Ramon Aguirre

Lo mejor de todo es que, hacen talleres y actividades (gratuitas si te alojas en la granja) donde te explican todo lo referente a esta raza de caballos, además de dar a los niños un paseo por la granja sobre uno de los caballos. También hacen talleres de cerámica tradicional asturiana y azabache, y nos quedamos con muchas ganas de hacer el taller de lana (esquilaron a las ovejas el año pasado).

En la parte de fuera también cuentan con unas cuantas mesas de madera de picnic para tomar algo mientras los niños se suben a la segunda estrella que más brilla en la granja: la casita de madera sobre la higuera, con un tobogán para bajar y un columpio hecho con una rueda, os digo por experiencia, que os costará sacarles de ahí.

Jose Ramon Aguirre

La casita sobre la higuera, todo un triunfo

El sitio es perfecto, y ya para rizar el rizo, solo faltaría un par de vacas frixonas para poder ordeñarlas y hacer un taller de cómo se hace el queso y el yogur, porque mis hijas, aunque saben que la leche sale de la vaca, piensan que hay que exprimirlas como a los limones.

Gracias a todos por darnos una vacaciones increíbles.

Jose Ramon Aguirre

 

Dónde: Argüero – Villaviciosa. Asturias

Tel. 985 999 001

Web. http://www.asturcon-museo.com/

4 pensamientos en “Vacaciones en una granja astur – La Quintana de Foncalada”

  1. Tiene una pinta increíble, con enanos o sin ellos! Me alegra que te pueda el lado periodístico y compartas estos secretos, hay que ir!!!

  2. Oye cuñaaaaaa. Que no veas que sitio. A ver si contáis con el tito Okity para la próxima. El artículo me ha gustado mucho, y gana mucho más con las fotos, que son super cachondas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *