El alucinante viaje de Carola. Teatro de humor con mensaje

Hacía tiempo que no veía una obra de teatro infantil en la que los niños participaran tanto como en esta. El alucinante viaje de Carola, ha dejado a mis niñas “totalmente alucinadas”, sin voz y con ganas de más, ¡y a mí también! Sinceramente, eso es mucho de agradecer cuando últimamente el único teatro que veo es en el que los espectadores no sobrepasan el metro y medio de alto.

Cuando tuve a mis hijas nunca me planteé que, además de tener que cuidarlas, alimentarlas, darles una casa y educarlas, tendría que abandonar el mundo de los adultos para volver a vivir en el mundo infantil. La verdad es que la experiencia me está gustando, (incluso más que cuando yo era pequeña) ahora soy de nuevo toda una experta en dibujos animados, en cromos, estuches, juguetes, películas para todos los públicos (adiós a mis queridas pelis de miedo), parque de bolas, festivales infantiles y, cómo no, teatro.

De hecho, de pequeña nunca fui tanto al teatro como ahora, y tampoco de adulta a ver obras para mayores…, así que puedo decir que casi me he convertido en toda una experta en teatro infantil, pero las mayores críticas teatrales son mis hijas, quienes tienen un medidor interno automático que, a modo de Bruja Lola, auguran el mayor éxito o el mayor de los fracasos a las obras que vemos. Aunque en esta ocasión han llegado tarde, porque la obra lleva ya cuatro años hipnotizando a cachorros de la capital con un éxito total, y eso pude experimentarlo en mis propias carnes este fin de semana.

El alucinante viaje de Carola, de la compañía Berimbao, mezcla un espectáculo muy divertido, con un juego de videoconsola. Una mezcla extraña y que a priori puede resultar un poco sorprendente, pero que consigue que no haya niño pegado a su asiento en toda la hora que dura.

El alucinante viaje de Carola © J.R. Aguirre

El alucinante viaje de Carola © J.R. Aguirre

El ratón Antón y Carola, la princesa de la videoconsola, necesitan ayuda para resolver los líos provocados por la mala Malú, y todos los niños tienen que ayudarles. A partir de ahí se inicia un viaje loco en el interior de una habitación, donde conviven el ratón y un reloj sordo con los personajes del videojuego de un niño.

Original, divertida, sorprendente, cargada de humor, y un final con mensaje ¡Vamos que lo tiene todo! No he visto niños más participativos que los de esta obra. No saltaron al escenario porque los padres les retenían de las orejas, pero hasta mis hijas que normalmente son muy formalitas, calladas y no suelen participar demasiado, gritaban como auténticas energúmenas y se reían a carcajadas.

El alucinante viaje de Carola © J.R. Aguirre

El alucinante viaje de Carola © J.R. Aguirre

Pero, además de pasarlo bien, el mensaje que deja es para reflexionar (aunque eso no sé si lo habrán hecho mis hijas). Se puede mirar de varias formas… o todas juntas: liberación de la mujer, independencia, ruptura de las normas mal impuestas, abrirse a otros mundos, conocer nuevas facetas de nosotros mismos, ver que somos más fuertes de lo que creemos y que podemos conseguir cualquier cosa que nos propongamos si perseveramos. Como dice esa frase que me gusta tanto: “y lo hizo porque no sabía que era imposible” (o algo así).

Otro aliciente para ver la obra, -que por lo que habréis podido deducir os la recomiendo y mis hijas han vaticinado su total éxito con sus risas-, es conocer el nuevo teatro Luchana. Lo que antes fue un cines ahora se ha convertido en un sitio chulísimo con un bar en el hall decorado en madera, a modo de calle de barrio, y mesas largas en el centro, y cuatro salas de teatro donde se representan obras, desde para bebés hasta para adultos, magia o cabaret, celebran cumpleaños, ofrecen talleres de robótica, clases de danza y muchos etcéteras que prefiero contároslo en otro post con más detalle.

Nuevo Teatro Luchana © J.R. Aguirre

Nuevo Teatro Luchana © J.R. Aguirre

Además de esta obra, la compañía Berimbao, también ofrece otro espectáculo en el mismo teatro llamado ¡Llamad a Robin Hood!, que después de lo bien que se lo han pasado mis hijas nos apuntaremos seguro.

¡¡Mil gracias por el buen rato que hemos pasado Berimbao!!

Dónde: Nuevo teatro Luchana. C/ Luchana, 38

Para niños desde 3 años

Cuándo: sábados a las 18:30 h

Precio: desde 8 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *