Teatro Cueva Clan de Bichos… cacerolas y cubiertos con valores

¿Alguna vez hubierais imaginado que vuestra cacerola se ponga en pie de guerra porque reivindica algo que meter dentro? O quizás ¿qué dos chorizos (literales, de esos rojitos que se echan al cocido) os robaran la pasta (de la cocina)?… bueno, eso seguro que sí, aunque no sea en la cocina sino en los bancos y no se trate de chorizos en sentido literal de la palabra. Pues de eso va la compañía Clan de Bichos: Denuncia social a través de teatro de objetos.

Cacerolas, cubiertos, teteras, escobas y regaderas unidos haciendo crítica social, una opción diferente y divertida de inculcar valores sociales a nuestros hijos, a partir de objetos convencionales que toman vida y dan ejemplo a muchos de lo que el ser humano debería ser… ya que “aparentemente” tienen un cerebro más desarrollado que un par de chorizos asturianos.

'Como una regadera. CHEf con chorizos

‘Como una regadera. CHEf con chorizos

A pesar de que vivo en el centro de Madrid, no conocía este pequeño teatro, nada convencional, situado muy cerca de la Plaza de la Ópera, en la calle Mesón de Paños. No es una sala de teatro al uso, sino un pequeño local del viejo Madrid, de paredes de ladrillo, donde cada fin de semana desde hace un año, la compañía de títeres Clan de Bichos ejerce su magia frente a un público difícil y crítico: esos pequeños Gremlins despiadados que si se aburren no tienen piedad y se levantan de sus asientos.

“Antes por aquí pasaban la murallas de la ciudad, pero ahora forman parte de nuestro pequeño local”, nos cuenta Susana Sánchez, una de las artistas polifacéticas de la compañía, que junto a su marido Ismael Moreno, el director creativo, han puesto en marcha este proyecto. El sitio es pequeño pero muy cuco, donde frente a un reducido escenario, una veintena de niños de todas las edades esperan ver como la imaginación se apodera de sus pequeñas almas inculcando los valores sociales que todos deberíamos tener.

Teatro Cueva Clan de Bichos © J.R. Aguirre

Teatro Cueva Clan de Bichos © J.R. Aguirre

La obra se llama ‘Como una regadera’, y os puedo asegurar que hace honor a su nombre ya que la obra es una auténtica locura. Una especie de realidad onírica donde objetos cotidianos toman conciencia y nos hacen pasar un buen rato.

Unos “chorizos” roban la “pasta” de una casa, y la olla de la cocina va en su búsqueda porque se siente vacía. Charlotte, la hija pequeña ve “como se le va la olla” a un largo e increíble viaje para atrapar a los ladrones. ‘Como una regadera’ mezcla teatro de objetos, con títeres fabricados con mucho ingenio con cosas de desecho, audiovisuales y teatro negro, todo junto bajo una creatividad sin límites y humor apto para niños y padres, donde aparecen más de 50 personajes en escena.

Como una regadera

Como una regadera

Hay momentos realmente especiales, donde la sin razón (aunque en el fondo la tenga) se deja llevar por los sentimientos, por el disfrute puro y sin límites, algo así como cuando dejabas volar la imaginación de pequeño y tus ideas fluían sin control formando situaciones fantásticas y divertidas (¿o sólo me pasaba a mi…?), y en ese momento entiendes porque Clan de Bichos se autodenominan una compañía de Teatro Irreal.

Momento precioso y surrealista de Teatro Negro en Como una regadera.

Momento precioso y surrealista de Teatro Negro en Como una regadera.

Niños pegados a las sillas, interactuando con cafeteras y regaderas, y aplaudiendo al ritmo de las animadas canciones que la compañía ha creado para la obra. Realmente diferente, loco, genuino, imaginativo y creativo. La improvisación y las noticias diarias forman parte de la obra, así que cada sesión es un poco distinta de la anterior. Sin duda nos hicieron pasar una muy buena tarde, a mis hijas les encantó y no olvidaré la sonrisa de mi hija Marina cuando me veía partirme de la risa, y Alba ni siquiera se levantó a hacer pis ¡toda una proeza!

Dicen que dentro de poco también podremos ver una nueva obra (sin dejar de hacer esta, que ya lleva 200 representaciones con mucho éxito de los niños y de la crítica de los medios de comunicación), va a ir sobre el mundo de los bebés… desde luego promete ser tan innovadora y divertida como esta.

Foto familiar en Como una regadera, que todo el mundo se hizo al terminar la obra.

Foto familiar en Como una regadera, que todo el mundo se hizo al terminar la obra.

 ¡Enhorabuena Clan de Bichos, habéis creado algo muy bonito y diferente!

¡¡¡Muy recomendable!!!

Aquí os dejo un vídeo de la obra, y después la información para reservas.

Dónde: Calle Mesón de Paños (cerca de Ópera)

Cuándo: los fines de semana, en sesiones de mañana y tarde

Cuánto: Unos 6 €

Reservas en: 650 86 64 69

Web: http://www.clandebichos.com/  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *