Ideas y juegos de miedito para hacer en Halloween

¡Por las calabazas de mi huerto! Se acerca Halloween y no hemos podido salir de puente. Tengo a las niñas como dos miuras en casa y demandan actividades a tutiplén con la excusa de que se acerca tan señalada fecha.

Así que agudizo el ingenio, me meto en internet, y voilá, ¡ahí están! decenas de juegos para entretener a las pipiolas durante estos días. Aquí os dejo una muestra de ellos y algunos planes interesantes que se pueden hacer durante estas fechas. ¡Todos terroríficos!

1.- Hacer nuestro propio disfraz de Halloween: Qué mejor que pasar toda una tarde desarrollando la imaginación y creando nuestro propio traje de monstruo. Por supuesto, los padres también estamos incluidos en el pack. Y, como remate, concluiremos la faena con un Concurso al mejor disfraz familiar, en el que todos obtendremos un premio por algo (nada de competir): al mejor pintado, al más colorido, al más terrorífico, al más currado…

Disfraz de fantasma

Disfraz de fantasma

2.- Hacer galletas de miedo o decorar tu propia calabaza: Podéis aprovechar y desempolvar aquellos moldes de fantasmas y murciélagos que un día comprasteis y que nunca usáis (es mi caso) y poneos manos a la masa junto a vuestros retoños cocinando las mejores galletas monstruosas del año. Nosotras las envolvemos en papel brillante y se las regalamos a los vecinos.

En cuanto a lo de la calabaza deja que ellos la vacíen con una cuchara y sé tú el que se encargue de cortar los ojos y la boca.

Galletas de Halloween

Galletas de Halloween

3.- Molestar a los vecinos haciendo el truco o trato: La verdad es que hacemos un poco de trampa, porque normalmente quedamos con los vecinos en que nos pasaremos por sus casas al anochecer, así que suelen estar prevenidos para el susto. Además muchos de ellos suelen participar disfrazándose y dando más miedo que los propios niños.

4.-  Jugar a las tinieblas: Un juego muy divertido de cuando éramos pequeños, en el que se apagan las luces, todos se esconden en una habitación menos el que se la liga y, a oscuras va buscando a los niños escondidos. Cuando encuentra alguno tiene que adivinar quién es, si lo adivina, pasa a ser el que se la liga.

5.- Hacer sombras fantasmales: Se cuelga una sábana blanca, se apagan las luces y se pone una luz tenue por detrás de la sábana. Unos actúan y otros son los espectadores. Los de detrás tendrán que hacer formas fantasmales o de algún personaje de miedo y los espectadores tendrán que adivinar de qué personaje se trata.

sombras fantasmales

sombras fantasmales

6.-  Contar historias de miedo: Apaga las luces y enciende la luz de una linterna. Ponte la linterna debajo de la barbilla para que tu cara de mucho miedo, y a la luz de las velas cuenta historias de miedo, evidentemente tienen que ser para niños, no vaya a ser que hables de Bárcenas y los niños se queden con cara de pocker. Tampoco te pases con el miedo y si es posible termina con alguna gracia para quitar hierro al asunto, que ya veo a toda la familia durmiendo juntos en la misma cama esa noche.

Historias de miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *