Juegos para entrenar matemáticas

Las vacaciones estivales han relajado el disco duro mental de mis hijas hasta tal extremo que parece que hasta se han olvidado de leer.

Mi desesperación ha sido absoluta cuando me he dado cuenta de que, todo lo que parecía aprendido hasta ahora, ha quedado guardado en un rincón junto con los libros escolares del año pasado ¿¿Pero porqueeeeeeeeé?? me fustigo a gritos tras echar la vista atrás y recordar el esfuerzo sobrehumano, en materia de paciencia maternal, que había tenido yo que hacer durante todo el curso pasado para que mis distraídas gazapas tuvieran un nivel aceptable de lectura y matemáticas. Sigue leyendo