Archivo de la categoría: Planes de padres

Planes sin niños

Una vuelta por el Conde Duque

Pocos conocerían este barrio si no fuese porque alguna vez han asistido a un concierto en el cuartel del Conde Duque (allá cuando no teníamos niños y las noches no eran para descansar sino para vivirlas…(suspiro)). Sin embargo, entre sus enrevesadas callejuelas de alma castiza, en las que no es difícil perderse, hallamos un ambiente alegre e informal donde cabe toda la parroquia que ronda por los alrededores de la Plaza de España y la Gran Vía compartiendo espacio con el conocido y alternativo barrio de Malasaña. Sigue leyendo

¡Mamá que miedito! ¡Llegan los zombis de Walking Dead a Madrid!

Tenía en mente haber sacado esta noticia hace tiempo y dar el bombazo, pero por diversos motivos me he retrasado y ¡zas! acabo de escuchar la noticia en la radio, así que no puedo presumir de primicia absoluta, pero da lo mismo, os lo tengo que contar….

¡Vuelve el pasaje del terror! Pero ¡a lo Walking Dead! Sigue leyendo

Tienda de sopas, joyas y apartamentos

 

La verdad es que el concepto de tienda está cambiando. Ya no sabes si dónde entras en muchas ocasiones es una librería, una cafetería, una jugueteria, un centro de ocio, una joyería o una tienda donde venden sopas. Pues sí, esto último lo habéis leído bien, porque la Tienda Sopa, consiste en eso, una tienda multiespacio que gira en torno al mundo de la ¡sopa! (que ya es raro de por sí), pero todavía se complica más la cosa cuando encontramos que además de sopas venden joyas. Sigue leyendo

“El Fabuloso” para padres y madres desvocados

Hace tiempo que conozco El Fabuloso. Me llevó una amiga hace unos cuantos años, cuando acababa de abrir y el garito tan solo era conocido para algunos asiduos al barrio y crápulas en busca de algo distinto. Me encantó. Entonces decidí que escribiría un artículo sobre él y hable con su dueña, la famosa Silvia Superstar, ex de Killer Barbies, para que me proporcionase alguna información. Sigue leyendo

Mascarillas de Platino. Más jóvenes que nuestros vástagos.

En mi búsqueda por encontrar planes para cuando nos dejan un rato libre he encontrado una terapia más que extravagante (y no precisamente porque yo sea muy dada a dármelas, pero me parecen tan curiosas que llaman mi atención) he dado con una que ni la mismísima Cleopatra podría rechazar. Parece que los centros de belleza se afanan por emplear la tabla periódica al completo en su empeño por dejarnos bellas e inmortales. Después de la plata, el oro y el cobre, le toca al platino. Mucho más caro que sus congéneres metalúrgicos también promete cumplir su cometido y dejarnos la piel como la de una muñeca de porcelana china. Sigue leyendo

Merendando por el centro al estilo casero

¡Vuelven las meriendas!, pues sí queridas madres y padres, no sé si os ocurrirá a vosotros, pero a mí tener hijos me ha traído cientos de recuerdos olvidados de mi niñez, y uno de ellos es el de aquellas meriendas de bocadillo de chorizo o Nocilla (si tu madre estaba de buenas) y el Cola cao a media tarde… ¿En qué momento dejé de merendar?. Pues la verdad es que no lo recuerdo, pero me encanta volver a hacerlo (aunque luego me esperen un par de horas de remordimiento supino). Sigue leyendo

Niditos de amor para darse un lujo

 

Todavía recuerdo aquellos días en los que podía escaparme a recónditos niditos de amor donde no oía “mamáaaaaaa” a todas horas, donde, al bajarme de la cama no me clavaba algún anillo de princesas en el pie, y dónde podía ir al baño sin tener a toda la familia rondando a mi alrededor. ¡Ah, qué tiempos aquellos!. Sigue leyendo

Pictures of Lili “Libros para un mundo mejor”

Una tienda cuyo letrero evoque “Libros para un mundo mejor” se merece por lo menos que entremos en ella. Quizás el letrero sea demasiado pretencioso pero ¿los libros no invitan a soñar?, ¡pues eso!, si sólo hay que entrar para que el mundo mejore, allá que voy sin remisión a aportar mi granito de arena en Pictures of Lili. Sigue leyendo

Delicatessen del Perú en la Panamericana

Sí, hubo un tiempo en el que los japoneses proliferaban en la capital como setas en días de lluvia. Sin embargo, aquella explosión asiática ha experimentado un frenazo, ¿la culpa?… el bolsillo dolorido del público, la fuerte competencia y, que desde la otra punta del globo viene empujando fuerte otra tendencia gastronómica: la iberoamericana. Sigue leyendo