Archivo de la categoría: Para llenarse el buche

Restaurantes para ir sin niños y respirar

Merendando por el centro al estilo casero

¡Vuelven las meriendas!, pues sí queridas madres y padres, no sé si os ocurrirá a vosotros, pero a mí tener hijos me ha traído cientos de recuerdos olvidados de mi niñez, y uno de ellos es el de aquellas meriendas de bocadillo de chorizo o Nocilla (si tu madre estaba de buenas) y el Cola cao a media tarde… ¿En qué momento dejé de merendar?. Pues la verdad es que no lo recuerdo, pero me encanta volver a hacerlo (aunque luego me esperen un par de horas de remordimiento supino). Sigue leyendo

Delicatessen del Perú en la Panamericana

Sí, hubo un tiempo en el que los japoneses proliferaban en la capital como setas en días de lluvia. Sin embargo, aquella explosión asiática ha experimentado un frenazo, ¿la culpa?… el bolsillo dolorido del público, la fuerte competencia y, que desde la otra punta del globo viene empujando fuerte otra tendencia gastronómica: la iberoamericana. Sigue leyendo

Cenitas románticas… ¡existen!

Ha llegado el momento ¡por fin has podido colocar a los niños! y ahora te preparas para una noche romántica, pero hace tanto tiempo que no sales que los sitios que conocías han quedado relegados a la guía del 2000 y seguramente estarán cerrados. No te preocupes, no tendrás que conformarte con el bareto cutre de la esquina al que recurres cuando no tienes la cena preparada para tu prole, Sigue leyendo