Cenitas románticas… ¡existen!

Ha llegado el momento ¡por fin has podido colocar a los niños! y ahora te preparas para una noche romántica, pero hace tanto tiempo que no sales que los sitios que conocías han quedado relegados a la guía del 2000 y seguramente estarán cerrados. No te preocupes, no tendrás que conformarte con el bareto cutre de la esquina al que recurres cuando no tienes la cena preparada para tu prole, te cuento cuáles son algunos de los restaurantes más románticos para poder hacerte arrumacos con tu pareja.

¿Quién sabe si este será el comienzo de una noche loca de amor al estilo de los viejos tiempos?.

El primero es el Vagón de Beni en la calle San Macario 6, en la localidad de Hoyo de Manzanares. Puede parecer que nos pilla un poco lejos del centro, pero el recorrido merece la pena para poder cenar en este precioso vagón de tren rehabilitado en un restaurante años 30, al estilo Agatha Christie, ubicado en una falsa estación de tren del siglo XIX. Lleva 20 años bajo el mando de Benito Celestino bajo un recetario de línea moderadamente creativa que va cambiando según la temporada.

vagón

El vagón de Beni

Mucho más moderno y en pleno centro de la ciudad, Le Garage, en la calle Valenzuela 7, ocupa el lugar de un garaje pero con un aire entre moderno y glamuroso. Sus tres espacios invitan a una cena romántica: en sus salones de estilo parisino, o en una cocina vista o el rincón del sushi de estilo japonés y donde el sushi chef prepara ante nuestros ojos las especialidades de la carta. Para terminar un espacio de aspecto mucho más neoyorquino, nos invita a degustar estupendos cócteles con un ambiente relajado sin salir del local.

le garage

Le garage

Para los que les gusten los rincones étnicos, el restaurante Con dos fogones, es uno de esos rincones secretos que pocos conocen. Ubicado en la Calle San Bernardino 9, las paredes de colores llamativos se alternan con el ladrillo visto, la madera y un sinfín de cojines de estilo moruno. Mucha velita en la mesa y luces bajas para degustar una cocina sencilla pero muy bien llevada a la práctica dentro del marco de la fusión. Platos variados con muy buena presentación y sobre todo con un estupendo precio. Uno de  mis preferidos.

dos fogones

Con dos fogones

Muy cerca, en la calle Conde Duque 2El jardín secreto es uno de esos restaurantes que nunca falla en cuanto a decoración romántica. La cocina es internacional, con toques modernos, aunque la relación cantidad-precio es un poco cara. Precioso lugar al estilo de un jardín romántico con aires asiáticos, rodeado de plantas y cachivaches, velas y muebles de salón de la abuelita. Lo mejor es su infinidad de tés y tartas, aunque lo mejor son sus cócteles, amplia carta y buena presentación, realmente es lo que más merece la pena.

el jardin secreto

El jardin secreto

En la calle Piamonte, 12 encontramos El ArabiaCocina marroquí excelente rodeado de una preciosa decoración a modo de oasis con palmeras incluidas y mesas bajas para sentarse en el suelo, aunque también existe la posibilidad de sentarse en mesas más altas para estar más cómodos. Paredes encaladas y rústicas con puertas en forma de arco, muchas alfombras y decoración bereber donde podremos degustar el cuscús de cinco maneras diferentes. Para una noche divertida y diferente.

arabia

El arabia

Los vegetarianos tienen suerte en cuanto a restaurantes románticos se refiere. La Isla del tesoro, en la calle Manuela Malasaña, 3, es uno de los restaurantes más coquetos de Madrid. Como introducido en un cuento de piratas encontramos una cocina excelente y de cuidada presentación, que ha sido considerada por la revista Lonely Planet como el mejor vegetariano de Madrid. Del mismo estilo encontramos en la Plaza de la Paja 10, un clásico, El Estragón. Varios pisos multicolores, alegre y acogedor donde encontraremos platos puramente vegetarianos. Si llevas un vestido ceñido, mejor no elegir esta opción, saldrás con la tripa llena.

la isla del tesoro

La isla del tesoro

De ambiente más selecto es El jardín de Orfila, dentro del precioso Hotel Orfila, en la calle Orfila 6. Este palacete neoclásico del finales del siglo XIX contiene una terraza acristalada en dos alturas decorada con ambiente clásico. Rodeado de mimosas y cipreses, ofrece una cocina de estilo mediterráneo con toques de autor procedente de los fogones del chef David Cruz. Una opción más pija con mucho trajeado estirado pero excelente cocina rodeada de plantitas.

orfila

orfila

Y, como culmen de los restaurantes románticos, ¿qué tal cenar mirando el skyline de Madrid sobre una planta 30?. A 130 metros de altura, en la torre del hotel Eurostars, en Castellana 259B, se encuentra el restaurante Volvoreta. Líneas atrevidas y rompedoras en blanco y negro que contrasta con las ciento de mariposas de escarcha roja que sobrevuelan el cielo de Volvoreta, obra del artista Xavi Muñoz. El chef británico Andrew Bryson es quien se encarga de servir una cocina tradicional con toques de autor. Sofisticado y diferente.

volvoreta

Volvoreta

¿Cuándo repetimos?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *