Archivo de la categoría: Excursiones con paciencia

Excursiones y actividades con niños

Jugando a ser mayores. ¡Bienvenidos a Micrópolix!

¡Cuántas veces imaginé de pequeña que la ciudad por un solo día era patrimonio solo de los niños!. Dejaba volar la imaginación y pensaba que los niños seríamos quien tomásemos las riendas de la ciudad, y los mayores tendrían que ejercer de niños y acompañar a los pequeños adultos en sus quehaceres urbanos. Iría de compras a la tienda de chuches, trabajaría solo en lo que me gustara, tendría mucho dinero para hacer lo que quisiera y ¡por supuesto, el colegio no estaba incluido en esa ciudad! Bien, pues ese sueño se ha hecho realidad… ¡Bienvenidos a Micrópolix!

Eso sí, demasiado tarde para mí; ahora me encantaría volver al colegio en vez de estar en el paro, y la verdad es que una dieta a base de chucherías no es lo que considere una cena especial. Son las cosas de convertirse en padre. Sigue leyendo

Ruta a la cascada más alta de la Comunidad de Madrid

Tengo dos niñas en el salón al borde de una guerra mundial… Llevamos metidos en casa un día y parece que no van a dejar pasar otro día sin pisar la calle, por muchos grados bajo cero que el hombre del tiempo mencione en su pronóstico. No hay rincón de la casa donde no encuentre un juguete escondido, se han puesto todos los disfraces que tenían (unos encima de los otros) y los gatos se me han puesto en huelga de bigotes caídos (están hasta el moño de hacer de pacientes de estas minimédicos de pacotilla que les tiran de las orejas y les auscultan hasta sus partes traseras) .¡SOCORRO!, hay que salir de casa urgentemente… ¡Nos vamos a conocer la cascada más alta de la Comunidad de Madrid! Sigue leyendo

En busca de la castaña otoñal… y de la cabaña de Caperucita

Siempre es difícil encontrar un sitio en el que las enanas puedan esparcirse a su libre albedrío sin molestar al personal colindante, y sobretodo, sin ponerle a uno de los nervios. Pero el año pasado descubrimos el lugar perfecto para que ellas puedan, como ya es costumbre, gritar a gusto y nosotros disfrutar del momento, se trata del Castañar de El Tiemblo, en Ávila. Sigue leyendo

El otoño rojo del Hayedo de Montejo

Llevaba años escuchando lo bonito que era este parque en otoño y, sobre todo,  lo difícil que era entrar, así que, aunque me había informado varias veces de cómo había que visitarlo, nunca me atreví a hacerlo por el temor de quedarme en la puerta mirando a los que entran en el bosque como un perrillo espera salivando en la puerta del supermercado a su amo. Sigue leyendo

Playas de agua dulce en Madrid ¡Salvajes y naturales!

Lo malo de vivir en el centro de la capital es que el calor aprieta más de lo normal y los refugios acuíferos se limitan a unas cuantas piscinas públicas, en las cuales hay menos sitio libre que un domingo de agosto en la playa de Gandía. Ahí solíamos terminar toda la familia cuando el calor empezaba a hacer mella en la paciencia y el buen humor. Sigue leyendo

Como Indios en Lozoya… con piraguas incluidas

Como mis hijas estaban en el colegio con el tema de los indios americanos, decidimos buscar alguna aventura relacionada con ello. Así que después de ir al Museo de América (muy recomendable), nos contaron que muy cerquita de Madrid, en la zona de Lozoya, se podía hacer piragüismo en aguas tranquilas, perfecto para peques a partir de 5 años. Sigue leyendo

Pasear por el medievo de Buitrago de Lozoya

Con la excusa de buscar un pueblo interesante donde deambular tranquilos con las gazapas, llegó a nuestros oídos que en Buitrago del Lozoya se iba a organizar un mercado medieval. Allí que nos fuimos sin pensarlo porque tengo que reconocer que hay pocas cosas que me gusten más que los mercadillos donde uno puede encontrar de todo, y si eso se adereza con la indumentaria adecuada, además de un condumio sabrosón, entonces voy de cabeza esté donde esté. Sigue leyendo

Ruta a la cascada del Purgatorio. Un río entre bosques!!

En nuestra obsesiva intención de convertir a nuestras niñas en auténticos masais, dispuestas a recorrer media comunidad autónoma y parte del extranjero madrileño, decidimos comprar una botas montañeras  en Decathlon (imprescindibles para estos menesteres) y lanzarnos a la aventura de intentar llegar hasta el final de la ruta de la Cascada del Purgatorio, en Rascafría. Sigue leyendo

Recorridos por la capital para los fines de semana

No sé si os habrá pasado a vosotros, pero yo soy de las que dice que no quiero irme a vivir a las afueras de la capital porque pienso que en el centro puedo tener más opciones de ocio que en los alrededores. Teatro, cines, bares… sí, mucha variedad, pero al final siempre termino haciendo lo mismo por mucho que me lo proponga (tengo un surco en la acera de mi barrio de los paseos continuos tras las bicicletas de mis hijas).

¿Nunca habéis visto a hordas de turistas en una visita turística por Madrid? y tú pasas por delante como si te supieses de memoria la historia de tu ciudad, cuando lo más probable es que sepas más de las propuestas turísticas de Gandía o Benidorm que de dónde vives

¡Sorpresa! Resulta que los madrileños también tenemos opciones para conocer nuestra ciudad. Así, aquí os desvelo algunos de los recorridos turísticos guiados que organiza el ayuntamiento para toda la familia. Os aseguro que algunos son muy interesantes, especialmente para los niños. Sigue leyendo

¡Pero qué bonito es mi Manzanares!. Paseo por el Madrid río

A estas alturas de la película no creo que quede madrileño sobre este suelo urbano que no conozca las bonanzas del paseo Madrid Río (Manzanares), aunque todavía me encuentro con algún despistado que me dice “me han dicho que está fenomenal, pero todavía no he ido a verlo”… pero, pero ¡¿qué?!, con el sudor y quejas que nos ha costado a los madrileños esa obra faraónica. Sigue leyendo