Taberna Rayuela, ¿tapas y copitas con enanos?…¡Sí!

 

Sé que hay muchos otros locales más preparados para menesteres como es la misión, casi imposible, de tapear con los churumbeles sin que uno tenga que atragantarse con la croqueta de turno, o la de no terminar clavándole el palillo en el ojo al vecino al intentar agarrar al vástago por el brazo para que deje de darle pataditas a la papelera.

El caso es que, en esos andares familiares matutinos, en los que es mejor empaparse hasta el tuétano bajo la lluvia que soportar más gritos de los niños enjaulados en casa, llegamos hasta la calle de la Morería, una de las callejuelas que salen de Bailén, justo al lado del Puente de Segovia. Allí, haciendo esquina entramos en un local que parecía amplio y silencioso, la Taberna Rayuela. El caso es que, aunque no está pensado para niños, es un lugar perfecto para poder picar, comer algo desenfado, e incluso, si la tarde se tercia, terminar la sobremesa con una copita en la barra, en su parte de abajo, sin sufrir grandes desperfectos en el local.

rayuela
Zona de copas o de eventos

Lo mejor es que el local es amplio y tiene recovecos donde uno puede pasar un poco más desapercibido si los niños son excesivamente pesados. Sus mesas de madera dan un ambiente hogareño y agradable al estilo de un bistró francés, seguramente fruto de su dueño belga. La parte de abajo tiene además la ventaja de ser más amplia, perfecta para reuniones familiares con más de un niño, y además posee una preciosa barra de madera y un par de sillones al estilo de “la abuela” que hacen que tomarse una copa sea algo “absolutamente necesario”.

rayuela
Parte de abajo de Rayuela

La comida se centra en raciones y tapas variadas, de cocina internacional con buena presentación y un excelente sabor, a precio medio. Ración de cecina, croquetas caseras, albóndigas estilo chino con berenjenas, buñuelos de bacalao, pero aunque nosotros no lo pedimos creo que el plato estrella es el combo de cinco tapas porque es lo que se pedía todo el mundo, y nosotros nos arrepentimos de no hacerlo porque tenía muy buena pinta.

Estoy segura que es una buena opción si andas por el centro de la ciudad y tus niños llevan 20 minutos dándote la brasa con que tienen hambre… eso sí, luego tienes que pelearte para que se coman lo del plato.

PD: Lo mejor de todo es que si los niños se comportan como lo que son, nadie te mira con ojos asesinos, o como se diría ahora “children´s friendly“.

Dónde: Calle de la Morería, 8

Tel. 91 365 82 76

Web. www.tabernarayuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *