© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis

Caminando entre dinosaurios. ¡¡Visitamos Dinópolis!!

La experiencia como madre de mellizas me dice que, ante la proximidad de un fin de semana largo, me espera una carga adicional de paciencia, y que un remedio super eficaz ante la posibilidad de que el gato termine disfrazado de lagarterana, y que la casa se convierta en un campo de batalla de cabezas de muñecas, es viajar a una casa rural en la provincia de Teruel para visitar Dinópolis.

Ya lo veníamos pensando desde hace tiempo, pero lo cierto es que nuestros amigos que habían visitado el parque no nos lo recomendaron mucho y en internet las opiniones eran muy dispares, así que decidimos visitarlo personalmente.

El caso es que la experiencia resultó todo un éxito, de principio a fin. Primero porque la zona ofrecía muchas posibilidades adicionales al parque y, segundo, porque el parque les entusiasmó tanto que me he tenido que ver todas las películas de dinosaurios habidas y por haber desde entonces.

¿Qué tendrán los dinosaurios que atraen tanto a los niños? La verdad no lo sé, porque las visitas a mi abuela, que casi tiene la misma edad que ellos, no les entusiasma tanto como esto, pero creo que es el museo que más les ha gustado de todos los que hemos visto, junto con el Museo del Jurásico de Asturias.

Dinópolis

Mapa Dinópolis

Lo que hay que tener muy en cuenta y explicárselo bien a los niños es que se trata de un museo con algunas atracciones, pero no un parque temático, eso quise dejarlo muy claro no fuera que se me vinieran abajo cuando empezasen a ver fósiles, y tuviera que aguantar el resto del día las protestas de “me aburroooooo”; eso sí, es un museo muy divertido.

Inaugurado en 2001, cuenta con una sede central ubicada en el mismo Teruel, que es la mayor de todas, y que fue la que visitamos, pero existe la posibilidad de comprar entradas combinadas con otras siete delegaciones distribuidas en diferentes zonas de la provincia, donde se han encontrado restos arqueólogicos: inhóspitak en Peñarroya de Tastavins, Legendark en Galve, Mar Nummus en Albarracín, región Ambarina en Rubielos de Mora, Titania en Riodeva, Bosque Pétreo en Castellote y Valcaria en Ariño.

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis

Resulta que la zona Terulense es especialmente relevante por los yacimientos que se han descubierto; por ejemplo, en Riodeva, se encontró el mayor dinosaurio hallado en toda Europa, el Turiasaurus riodevensis (cuyo nombre se lo debe a la zona donde se encontró) que pesaba entre 30 y 40 toneladas.

El museo se divide en varias zonas y atracciones. Lo que más nos gustó fue “Viaje en el tiempo”, donde te montas en un coche por raíles, a lo Jurassic Park, para hacer un viaje en el tiempo hasta el momento del Big Bang, y descubrir como comenzó la vida en la Tierra.

Dinópolis

Dinópolis

También cuentan con un cine en 3D, y un simulador 4D, que no pudimos ver porque las conejillas no llegaban a la altura mínima, pero que nos dijeron que consistía en hacer un Dinosafari en un coche virtual.

En “Último minuto” montamos en una barca que nos condujo por la evolución del hombre y en la atracción de T-Rex, un dinosaurio animado que cobra vida y nos hizo pasar un buen rato.

Merece la pena ir con todo el día por delante, porque hay una paleosenda donde los niños pueden disfrutar jugando con laberintos, toboganes y un arenero donde desenterrar fósiles a lo Indiana Jones; a mis hijas les encantó, les hubiera sobrado el resto del parque de lo bien que se lo pasaron. Además también hay una zona de atracciones para los más pequeños con un tiovivo, un castillo hinchable y alguna cosilla más.

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis. Paleosenda

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis. Paleosenda

Pero lo más destacado de Dinópolis es el Museo Paleontológico, donde se exhiben más de 1000 piezas, con zonas interactivas, y el Mundo acuático, que guarda algunos de los fósiles más valiosos del parque y réplicas de animales extinguidos. También destaca la Sala de los Dinosaurios, con fósiles y recreaciones de los dinosaurios a tamaño natural.

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis

© Jose Ramon Aguirre. Dinópolis. Museo

 El precio de la entrada me pareció bastante elevado, así que conviene enterarse de las ofertas que hay por internet y en las galletas Dinosaurius, porque pueden llegar hasta el 50% del precio.

¡Recomendable 100%!

Dónde: Teruel

Precio entrada: entre 28 y 28 € los adultos (según si solo se visita Dinópolis o algún centro más); y los niños entre 22 y 30 €.

Nota: Las comidas son caras, lo más barato son los bocadillos a 7 €, aunque se pueden compartir si los niños no comen mucho. No se puede entrar con comida al parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *