Niditos de amor para darse un lujo

 

Todavía recuerdo aquellos días en los que podía escaparme a recónditos niditos de amor donde no oía “mamáaaaaaa” a todas horas, donde, al bajarme de la cama no me clavaba algún anillo de princesas en el pie, y dónde podía ir al baño sin tener a toda la familia rondando a mi alrededor. ¡Ah, qué tiempos aquellos!.

Para los que todavía podéis hacerlo porque todavía no habéis puesto ningún gremlin en vuestra vida, o porque habéis conseguido colocarlo “donde sea”, os regalaré una lista de los sitios más románticos que he ido conociendo (algunos personalmente, otros solamente de oídas o porque han estado amigos míos) a lo largo de estos años y, que serán futuro refugio de fines de semana de amorío con mi pareja si la agenda y el bolsillo me dejan.

Más vanguardistas, más urbanos, más campestres, de diseño, al más puro estilo parisino o situados sobre la copa de un árbol, pero los niditos de amor triunfan siempre. 

A pesar de lo que pueda parecer Madrid también tiene sitios donde uno puede descansar (o no) SOLO en pareja . Pequeños rinconcitos escondidos entre callejuelas o ubicados en palacetes en pleno centro capitalino que sorprenderían a más de uno. Estos hoteles urbanos conocidos bajo el nombre de “hoteles boutique” ofrecen una exclusividad y un acercamiento al cliente que marcan una seña de identidad, aunque con un precio para unos pocos.

El Hotel Abalú, en una callejuela del barrio de Malasaña, es uno de esos rincones perdidos por los que la gente pasa de largo sin detenerse. Una bonita cristalera predice lo que encontraremos en su interior. Mucha decoración de diseño y elegancia, obra de Luis delgado Estudio, bajo un edificio centenario que ha sufrido una profunda renovación pero manteniendo sus estructuras originales. Todas las habitaciones son diferentes y cuentan con detalles únicos como bañeras de piedra, servicio in-room spa, aromas de aceites para el jacuzzi o tratamientos wellness en la habitación. Para cuando sea rica…

Dónde: c/ Pez, 19 

Tel. 91 531 47 44

Web: http://www.hotelabalu.com/

Hotel Abalú

Mucho más sofisticado encontramos el Hotel Orfila. Considerado como uno de los mejores hoteles de Madrid, se encuentra ubicado en el interior de un palacete neoclásico del siglo XIX. En sus estancias se recupera el lujo y la esencia señorial de aquella época, con una decoración clásica de muebles del siglo XIX procedente de países de toda Europa. Impresionante su terraza “El jardín de Orfila” un restaurante de cocina mediterránea donde disfrutar de una preciosa velada. Precioso para ver (lo conozco personalmente pero no he dormido en él, lo dejo para cuando me inviten…)

Dónde: c/ Orfila, 6

Tel. 91 702 77 70

Web: http://www.hotelorfila.com/

Hotel Orfila

Del mismo estilo, es decir, hotel boutique con encanto, encontramos el Único Hotel, anteriormente llamado Selenza, un cinco estrellas emplazado en la calle Claudio Coello, que se levanta en un edificio del siglo XIX rehabilitado por Aurelio Rubio. De su interiorismo se ha encargado Manolo Melón y su equipo Aplomo, que se han afanado en ofrecer al cliente miles de detalles románticos. Completa la oferta el restaurante en el que Ramón Freixa ha conseguido una estrella Michelín. Merece la pena acercarse a cotillear un poco su hall.

Dónde: Claudio Coello, 67

Tel. 91 781 01 73

Web: www.unicohotelmadrid.com

Hotel Selenza

En la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, encontramos dos rincones para enamorados, eso sí, fuera de los ámbitos urbanos. El primero se encuentra en una propiedad del marqués de Arucas, propietarios de la mayoría de las tierras de la región. El hotel Buen Suceso, está restaurando en estilo colonial, entre una gran extensión de plataneras, que resulta perfecta para perderse. Tampoco es de precio anticrisis.

Dónde: De Arucas A Bañaderos Km 1. las Palmas de Gran Canaria

Teléfono: 928 634 716

Web: www.haciendabuensuceso.com

Hotel Buen Suceso

También de ámbito rural de Las Palmas, Las Calas es una casona del año 1800 ubicada en la Vega de San Mateo. Sus nueve habitaciones están decoradas de una manera única donde tienen cabida los muebles de diseño y las piezas antiguas, pero destacan especialmente sus jardines donde crecen perales, ciruelos y almendros que invitan al paseo relajado o a leer bajo una de sus sombras. Uno de mis favoritos, si tienes la suerte de escaparte hasta allí.

Dónde: calle El Arenal 36, San Mateo. Las Palmas de Gran Canaria

Teléfono: 928 66 14 36

Web: www.hotelrurallascalas.com

Las Calas

La Flor de Al-Andalus evoca esos tiempos antiguos de la historia morisca de Mérida con una decoración Andalusí, llena de colorido y luminosidad. Fuentes, azulejos, espejos tallados a mano y tapices, crean una atmósfera exótica que difiere de la oferta actual de hostales en la ciudad. Más asequible y cercano, resulta perfecto para un fin de semana.

Dónde: Avda de Extremadura, 6 –Mérida-

Teléfono: 924 313 356

Web: www.laflordeal-andalus.es

La Flor del Al-Andalus

En Valencia encontramos uno de los hoteles singulares más coquetos de nuestro recorrido. Se trata de La Casa Azul, de estilo barroco valenciano. Su decoración colorista nos hace sentir como dentro de un cuento y sus tres habitaciones están llenas de magia: candelabros o lunas que cuelgan de la barra del baño, obra de Cisco y García y que nos acerca un recuerdo de Gaudí. Lo mejor: su ubicación en pleno corazón de la ciudad, cuya azotea puede presumir de ofrecer una de las mejores vistas de Valencia. En este no he estado pero lo tengo pendientísimo…

Dónde: Calle de Palafox, 7. Valencia

Teléfono: 963 511 100

Web: http://www.casaazulhotel.com/

La Casa Azul

En la ría de la localidad de Mundaka, encontramos este hotelito singular llamado el Hotel Atalaya. Está considerado como uno de los mejores de toda la costa vizcaína y sin tener que recurrir a un estudio de diseño. Ha sido la propia dueña de la casa junto con su marido quien se han encargado de llenar de pequeños detalles este edificio de arquitectura y decoración inglesa.

Su preciosa galería acristalada y su jardín es una de las joyas del hotel. ¡Quién estuviese allí ahora!

Dónde: Itxaropena Kalea, 1.  MUNDAKA

Tel.  94 617 70 00

Hotel Atalaya

El Hotel Do Plaça Reial se encuentra situado en la histórica plaza de mismo nombre del centro barcelonés, en uno de los edificios que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad. Un hotel de cinco estrellas que posee una gastronomía de autor estupenda, además de un diseño elegante y discreto que va acorde con el estilo neoclásico del edificio.

Para el que lo desee el hotel ofrece una habitación con una piscina privada en la azotea. Para gustos minimalistas.

Dónde: Plaça Reial, 1. Barcelona

Tel. 93 481 36 66

Web. http://www.hoteldoreial.com/es/

Hotel Do Plaça Reial

Pero si se trata de vivir una experiencia diferente y sentir que uno se ha alejado de la civilización, nada mejor que ir a las Cabanes als arbres. Rodeado de un bosque y sobre la copa de los árboles, han levantado un precioso hotelito de cabañas de madera unidas por pasarelas de cuerdas no apto para los que sufran de vértigo, pero perfecto para los que quieran vivir una auténtica aventura.

Las cabañas tienen 30 m2 y se encuentran perfectamente mimetizadas con el entorno. No disponen de electricidad, ni agua corriente, pero las velas y la decoración romántica sustituyen cualquier tipo de necesidades civilizadas que uno pueda echar de menos. Por la mañana, te suben el desayuno en una cesta hasta la cabaña. ¡¡Mi favorito!!, no he estado pero es mi próxima escapada (en verano eso sí, ahora debe ser muy romántico pero debe hacer un frío que pela).

cabaña

Además también tienen para familias de cuatro trenes antiguos a modo de habitaciones más confortables y a ras del suelo para los que tengan vértigo y para niños.

carro

Carro, perfecto para niños

Más información en: Cabanes als arbres. Girona

Teléfono: 625 411 409

Hotel-Cabañas_dormitorio2

Solo apto para soñadores y románticos empedernidos con bolsillos pudientes. Dejo el de hotelitos asequibles para otro artículo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *