Aventureros al tren, uno de los juegos familiares más divertidos

Publicado el Por Pat
Juego de mesa familiar Aventureros al tren

Aventureros al tren es uno de los juegos de mesa familiares que más ha triunfado en el último año. Es muy divertido, no tiene edad, y no te cansas nunca de jugar, éste es el motivo de que haya ganado tantos premios.

¿Qué más se le puede pedir a un juego de mesa?…

Los juegos de mesa, una buena forma de pasar una tarde en familia

Juego de mesa familiar

Cuando uno se pasa encerrada más de 3 meses con dos niñas de 10 años, un perro y dos gatos, en una casa de 60 metros, la convivencia puede ser muy dura. Uno inventa, saca de la manga, y recupera viejas costumbres, como la de rizar a las niñas el pelo con esas planchas de ondas que te regaló tu madre en los 80, o la de hacer ese recetario de pastelería que terminaste comiéndote muy a tu pesar, o sacar esos juegos de mesa que tenías olvidados en una estantería.

El caso, es que los juegos de mesa han resurgido como el chándal en tiempo de pandemia, y la oferta cada vez es mejor y mayor. Así que, cuando tienes niños de 10 años los juegos de mesa se convierten una de las mejores opciones de pasar una tarde de lluvia, de pandemia, o porque sí, pero en familia.

Cuando entras en una tienda de juegos de mesa tienes dos opciones: o te lo compras todo, o no compras nada porque te aturullas entre tanta oferta. Los juegos de mesa son cada vez más sofisticados, con unos materiales y colores tan llamativos que te dan ganas de ponerlos de exposición en el salón, así que, si alguien no te orienta un poco sobre cuáles son las características de cada uno, puede que termines comprando el menos indicado.

Aventureros al tren, un juego para toda la familia

Entre tanta opción nos recomendaron Aventureros al tren y, aunque en un primer momento el tema ferroviario no me atraía demasiado, tras haberlo probado una sola vez, acabé comprándomelo.

Ahora el juego se ha adueñado de la mesa del salón y de nuestras tardes de asueto, no hay momento libre en el que no salga a pasear. Creo que se lo he recomendado a cada padre que me he encontrado en el camino, y no hay persona que haya jugado con él a la que no le haya gustado.

Aventureros al tren es un juego de mesa familiar ambientado a principios del siglo XX, cuando los trenes eran una auténtica maravilla de la sofisticación.

Lo bueno de este juego es que tiene una temática y unas reglas muy sencillas, con lo que los niños a partir de 8 años pueden jugar sin problemas. Quizás, al principio, haya que jugar un par de veces con ellos, pero solo hasta que cojan el truco.

Mecánica del juego

La temática es sencilla. Hay unas cartas con destinos repartidos por todas las ciudades de Europa (hay versión de varios países, pero la de Europa es la que más me ha gustado). Las cartas de destino se reparten entre los jugadores, y elijes las que crees que vas a poder completar, ya que, cada destino tiene una puntuación.

Cartas de destino. Aventureros al tren
Cartas de destino. Aventureros al tren

La meta es conseguir hacer la mayoría de recorridos posibles completos para ganar por puntos a tus contrarios. Sin embargo, nadie sabrá cuál es tu destino, y puede que los demás participantes tengas destinos que pasen por el tuyo y te estropeen tu recorrido. Ahí la diversión y el suspense.

No hay competición posible, puesto que no sabes las cartas de los demás. Cada uno se encarga de sus propios recorridos, y si chafas a otro participante es siempre sin maldad alguna.

Por otro lado, para conseguir los trenes que formarán el recorrido tendrás que robar cartas con trenes de colores y, cuando juntes varias del mismo color, podrás colocarlos e ir completando tramos hasta el final.

Es un juego rápido, en el que no te aburres nunca porque en seguida te toca el turno. Suele durar una hora, que se te hace cortísima porque todo el tiempo estás haciendo movimientos y pensando estrategias para poder completar tus recorridos.

Cartas de vagones de tren. Aventureros al tren
Cartas de vagones de tren. Aventureros al tren

Cuando juguéis os daréis cuenta de que, hay algunas otras reglas que hacen un poco más interesante la partida, pero todas muy sencillas para los niños, aunque nosotros hemos eliminado algunas que hace que la partida se alargue un poco más.

Lo mejor del juego es que no importa la edad que tengas, resulta divertido siempre y no te cansarás de jugar nunca porque las partidas son distintas cada vez.

Uno de mis juegos de mesa familiares favoritos. Lo recomiendo para todas las familias que quieran engancharse a los juegos de mesa, y que busquen un juego que mantenga a los niños tranquilos y sin piques, que entre hermanos cualquier escusa es buena para discutir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías